Comenzamos el año como acabamos en anterior: con nuevos reconocimientos internacionales

El nuevo año ha comenzado con buenas noticias para Bodegas La Purísima. Como ocurrió a finales de 2021, nuestro trabajo ha vuelto a ser reconocido con varios prestigiosos galardones en tres importantes certámenes internacionales. Dos de ellos, además, estaban centrados en uno de los segmentos por el que hemos apostado desde nuestra creación: el cultivo ecológico con las técnicas tradicionales. 

En primer lugar, hemos recibido la noticia de que nuestro vino La Purísima Monastrell 2020 ha merecido una medalla de plata en el Japan Wine Challenge 2021, un certamen celebrado en  Tokio entre el 26 y el 28 de octubre del año pasado. 

Este concurso está considerado como el más prestigioso de Asia, además de ser el que más tiempo lleva celebrándose en el continente. Los organizadores tienen en mente desarrollar el conocimiento sobre los vinos en la región y sus galardones se reflejan en un importante aumento de las ventas de caldos de calidad en un mercado tan complicado como el japonés.

Por otra parte, nuestra apuesta por la producción ecológica de vino ha sido reconocida en el Challenge Millésime Bio 2022 con la medalla de oro concedida a nuestro Old Hands Joven 2020. Si las circunstancias lo permiten, los galardones serán entregados a finales de febrero en la localidad francesa de Montpellier, 

Este concurso es organizado por la feria Millesime Bio, la más importante del mundo dentro del segmento de vinos ecológicos. En su concurso solo pueden participar caldos de este tipo y está considerado como uno de los más exigentes a la hora de recibir alguna de sus medallas.

La tercera medalla concedida a Bodegas La Purísima en estas primeras semanas del año también está relacionada con nuestra producción ecológica. En esta caso, el vino premiado ha sido Filarmonía 2020, que ha recibido una medalla de plata en el concurso Internacional del Vino Ecológico Mundus Vini Biofach 2022.

Este evento tuvo lugar entre el 19 y el 20 de enero en la localidad alemana de Neustdadt. Durante el mismo, un jurado internacional de expertos otorgó unos galardones que garantizan la calidad de los vinos ecológicos premiados. 

Todos estos galardones, además de representar un reconocimiento del valor de nuestros vinos,   representan un nuevo impulso a nuestra vocación importadora. El prestigio de estas medallas es también un gran avance para que los caldos de la D.O. Yecla elaborados con  la uva Monastrell sean cada vez más conocidos y valorados en todo el mundo.