Nuestros Sistemas de Producción en Bodegas La Purísima

En La Purísima la excelencia ha sido siempre nuestro principal propósito. Nuestra cooperativa dio comienzo en el año 1946 y desde entonces no hemos descansado para brindar a nuestros clientes la mejor calidad y sabor de nuestros productos.

Como testigo de ello se encuentran nuestros múltiples galardones conseguidos a lo largo de los años y la compañía de clientes que generación tras generación han sabido apreciar nuestros vinos que gran parte de su logro se debe a los sistemas de producción utilizados en nuestra bodega.

¿De donde surgieron los sistemas de calidad de producción en bodegas La Purísima?
Nadie mejor que los agricultores dieron paso a esta idea que ayudó a marcar una diferencia en la producción, aumentando así el nivel de calidad en nuestros vinos, logrando así el surgimiento de reconocidos productos como El Iglesia Vieja Crianza, uno de los vinos con el que realizamos la entrada de oro a los principales platos de la buena mesa.

Nuestra moderna nave de barricas y nuestros depósitos de fermentación, entre muchos otros elementos que le brindaron una mayor calidad a nuestros vinos han conseguido mejorar nuestros sistemas de calidad en producción que nos permite llegar con fuerza a los tiempos modernos, sin perder el toque distintivo de gracia y exquisitez del producto.

En la actualidad, nuestra bodega es una de las más importantes en la región, un lugar en el cual la fuerza, el emprendimiento y el espíritu de quienes iniciaron la creación del producto se mantiene vivo gracias al trabajo de cientos de personas que se dedican con amor, paciencia y un excelente nivel de conocimiento al desarrollo de nuestros productos.

¿Quieres conocer cuales son las ventajas de nuestros sistemas de calidad de producción?
Contamos con una base de datos gráfica de las parcelas de la bodega, que se encuentran acopladas al más moderno sistema de localización GPS.
Nuestro sistema de gestión cuenta con un esquema completo de previsión de entrada y de trazabilidad total del producto, que nos permiten mantener bajo estricto control todos los acontecimientos directamente relacionados con el mismo en cada punto y hora del proceso.
Contamos con la más moderna tecnología para el manejo del producto, tal es el caso de nuestras tolvas de recepción inox, mediante la utilización de despalilladora de paleta y sulfodosificador, el servicio de un excelente equipo para el control de la temperatura con una potencia de 1.000.000 de frigorías son algunas de las tecnologías que se emplean para el resultado de nuestros vinos.

Además de elementos adicionales como prensas neumáticas, un moderno y efectivo equipo de termo vinificación, así como también con un área especializada para la elaboración de vinos tintos con auto vaciantes de inox, completamente equipados con sistemas de remontado automático y con control en tiempo real de la temperatura.

Y por supuesto, también contamos con un área especializada en la elaboración de vinos blancos, adecuadamente equipada para crío fermentaciones, además de depósitos de maceración para nuestros vinos tintos, los cuales cuentan con capacidades de entre 10.000 hasta 100.000 kilogramos y un equipo de refrigeración para el control de la temperatura durante las fermentaciones de 1.000.000 de frigorías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.